e

Te toca hacer un esfuerzo extra, activar todo el potencial interior, todas las capacidades que tenemos, en el aquí y  ahora. Puedes sostener o soltar, hacer o deshacer, ir o volver, amar u odiar. La capacidad de decidir es el mayor poder que recibirás del humano. Puedes caerte siempre en la misma piedra, pero te levantas y sigues decidiendo, buscando el mejor camino para gestionar la felicidad. ¿A qué te suena esto de la felicidad?