e

La ballena es el animal más grande del mundo y al contrario de lo esperado, es apacible; vive en el mar y al contrario de lo esperado  es un mamífero, ”travestido”; ella siendo así, es feliz. En diversas circunstancias, al querer mostrar lo que no somos, nos invade la inseguridad, en ese caso  activa tu ballena interna: Acepta la figura y supera el postureo. Disimular la vulnerabilidad, nunca es plato de buen gusto, aceptarla y travestirla, ahorra mucha  energía y establece una nueva realidad. Lejos de desnudarnos frente al mundo, podemos mostrarnos tal y como somos, sin tener que dar ninguna explicación. Las relaciones se convierten, diversas y apacibles.

¿Merece la pena perder tiempo y energía tratando de mostrar algo que no eres?